4 motivos por los que necesitas Komvida en verano

Nos pasamos por aquí porque, no sabemos en vuestra tierra, pero en Fregenal hace un calor de locos. ¿Y qué es lo mejor para combatir el calor? Por supuesto: una Komvida bien fresquita.

En este post te recordamos cuáles son los beneficios de beber Komvida y, sobre todo, ahora en verano:

La kombucha es una fuente de hidratación, de vitaminas y minerales. Recuerda que, ante todo, hay que beber mucha AGUA, pero entre vasito y vasito, tómate una Komvida para disfrutar de su sabor. Más sobre por qué la enorme importancia de hidratarnos aquí. Recuerda: ¡no esperes a tener sed para beber!

hoycomemosano

¿Una comida copiosa en verano? Tómate una Komvida durante o después y notarás que haces la digestión muucho mejor. No hay nada mejor que sentirse ligero y liberarse de la hinchazón (más aún en verano, ¿no te parece?) Échale un vistazo al Instagram de Inés, hay un montón de recetas deliciosas con las que Komvida combina genial.

gingervida

¡Refuerza tu sistema inmunitario! Ya sabes: ahora más que nunca hay que mantenerse fuerte y no debemos bajar la guardia. ¿Cómo va esa nueva normalidad? Aquí te dejamos unos consejos para afrontarla de la mejor manera.

¡Te da un plus de energía! ¿Sabes esas típicas mañanas en las que parece que el calor va a poder contigo? De eso nada, tómate una Komvida y siente cómo te revitaliza desde dentro.

¿Por qué Komvida tiene todos estos beneficios?

Porque es una bebida probiótica. Esto quiere decir que contiene un montón de bacterias buenas que van directamente a tu intestino para poblar tu microbiota. Además, es rica en vitamina B, B4, en enzimas, ácido láctico y acético. Ya sabes, puedes disfrutar de todos los sabores y beneficios de Komvida aquí.

 

Un abrazo desde Fregenal,

Nuria y Bea.

Leer más

fermentados|rabano fermentado||

3 alimentos fermentados que no pueden faltar en tu alimentación

¿Qué dice la Universidad de Stanford sobre los fermentados?

¿Qué dice la Universidad de Stanford sobre los fermentados?

Komvida|Komvida

No te lo vas a creer pero... ¡llegamos a todas partes!