El proceso de fermentación de la kombucha: comprendiendo la ciencia detrás

El proceso de fermentación de la kombucha: comprendiendo la ciencia detrás

La kombucha, esa bebida burbujeante que disfrutamos, no solo es refrescante, sino que también es el resultado de un fascinante proceso de fermentación. En este artículo, nos sumergimos en la ciencia detrás del proceso de fermentación de la kombucha para comprender cómo se transforman los simples ingredientes en esta bebida tan apreciada.

Los ingredientes fundamentales

El proceso de fermentación de la kombucha comienza con cuatro ingredientes básicos: agua, té, azúcar y un cultivo simbiótico de bacterias y levaduras (Scoby. Estos ingredientes se combinan para crear un medio de fermentación rico en nutrientes que alimenta a las bacterias y levaduras presentes en el Scoby.

  • Agua: Proporciona el medio líquido necesario para la fermentación y disuelve los compuestos del té y el azúcar.
  • Té: El té proporciona nutrientes, antioxidantes y taninos que son esenciales para alimentar y mantener saludables a las bacterias y levaduras del Scoby.
  • Azúcar: El azúcar actúa como alimento para las bacterias y levaduras del Scoby, que lo fermentan para producir ácidos y otros compuestos que dan sabor y carbonatan la bebida. La que queda es residual. 
  • Scoby: El cultivo simbiótico de bacterias y levaduras es la verdadera estrella del proceso de fermentación de la kombucha. Estas bacterias y levaduras convierten los azúcares del té en ácidos, gases y otras sustancias que dan sabor y carácter a la bebida.

La fermentación

Una vez que los ingredientes están combinados, el proceso de fermentación comienza. Durante la fermentación, las bacterias y levaduras presentes en el Scoby metabolizan los azúcares del té para producir ácidos, gases y compuestos aromáticos. Este proceso de fermentación puede durar varios días o semanas, dependiendo de factores como la temperatura ambiente y la composición del Scoby.

  • Bacterias Acéticas: Las bacterias acéticas convierten los azúcares en ácido acético, que es responsable del característico sabor ácido de la kombucha.
  • Levaduras: Las levaduras fermentan los azúcares para producir dióxido de carbono y pequeñas cantidades de alcohol, lo que contribuye a la carbonatación y complejidad de sabor de la bebida.

Resultado final: kombucha lista para disfrutar


Una vez completada la fermentación, la kombucha está lista para ser disfrutada. La bebida resultante es una mezcla refrescante de ácido, dulce y ligeramente amargo, con un toque de efervescencia gracias al dióxido de carbono producido durante la fermentación. Además del sabor único, la kombucha también contiene una variedad de compuestos beneficiosos, como probióticos, antioxidantes y enzimas digestivas.

El proceso de fermentación de la kombucha es un fascinante viaje de transformación de simples ingredientes en una bebida muy saludable y deliciosa. A través de la acción de bacterias y levaduras presentes en el Scoby, el agua, el té y el azúcar se convierten en una bebida burbujeante y llena de sabor que disfrutamos en cada sorbo.

Leer más

Tendencias en kombucha: sabores y mezclas innovadoras para 2024

Tendencias en kombucha: sabores y mezclas innovadoras para 2024

I Concurso Literario de Komvida y Círculo de Tiza

I Concurso Literario de Komvida y Círculo de Tiza

Kombucha y belleza: usos cosméticos de la bebida fermentada

Kombucha y belleza: usos cosméticos de la bebida fermentada